Migrar los sistemas SAP a la nube: ¿y por qué?

Ricardo Casanovas
Co-fundador y CTO de LINKE

Los analistas de mercado no dejan de constatar día tras día e informe tras informe que cloud

computing es el nuevo estándar informático. Las inversiones de las empresas en este modelo

están registrando importantes crecimientos y el objetivo ahora es transferir las ventajas de cloud a

la gestión de los procesos y de las operaciones diarias.

Una vez transcurrido el primer trimestre del año se constata que las empresas están recurriendo al modelo cloud de forma recurrente.Según el último informe de Gartner al respecto de la evolución de este mercado, en torno a un tercio de las empresas tienen a la nube entre sus tres principales prioridades de inversión y, de hecho, esta consultora observa que, incluso, los proveedores de tecnología están evolucionando de un enfoque ‘cloud-first’ a ‘cloud only’, lo que podría suponer un desplome del consumo de infraestructuras tecnológicas tradicionales y software mediante licencias.


Se cumpla o no esta predicción, lo cierto es que actualmente casi un 20% de los presupuestos

que se destina a cloud, se dirigen a servicios como consultoría, implementación, migración y servicios gestionados, y todo apunta que ese ratio habrá aumentado en diez puntos porcentuales en solo cuatro años.Desde el punto de vista de Linke, tanto los crecimientos que se están registrando en la inversión en infraestructura cloud como en servicios, se debe a que el modelo está sirviendo para que organizaciones de todos los tamaños puedan acelerar sus procesos de digitalización, y de pequeños despliegues de aplicaciones no críticas se ha pasado a iniciativas de envergadura que implican el viaje a cloud de soluciones de las que dependen gran parte de las operaciones diarias de las compañías.

En nuestros propios pronósticos para 2019, elaborados a partir de la experiencia de nuestros especialistas, nos mostramos convencidos de que la evolución que ha registrado cloud computing en todos los aspectos iba a suponer un impulso para que las empresas llevasen sus aplicaciones más críticas a la nube. En 2018 ya vimos un buen número de migraciones

de sistemas de gestióna plataformas cloud y este año está siendo decisivo para muchas organizaciones que quieren acelerar sus procesos de transformación digital y sacar partido de otras tecnologías, como la inteligencia artificial en el ámbito de los ERPs.

PRINCIPALES MOTIVOS


Linke acumula nueve años de experiencia acompañando a empresas en sus migraciones

de sistemas SAP a la infraestructura cloud de Amazon Web Services (AWS), y percibimos en nuestro día a día los motivos que llevan a una compañía a trasladar sus cargas de trabajo SAP a esta plataforma.


Un gran peso en la decisión recae sobre la infraestructura global de Amazon Web Services, formada por 20 regiones y 61 zonas de disponibilidad alrededor del mundo, que se está convirtiendo en la nueva norma en el mercado empresarial, al aportar ventajas como las siguientes:

Un gran peso en la decisión recae sobre la infraestructura global de Amazon Web Services, formada por 20 regiones y 61 zonas de disponibilidad alrededor del mundo, que se está

convirtiendo en la nueva norma en el mercado empresarial, al aportar ventajas como las siguientes:


  • Escala global: la infraestructura de AWS está disponible en los cinco continentes y permite a las empresas disponer de ella de forma unificada, desde una misma consola. Además, dispone de una capacidad de cómputo y almacenamiento siempre creciente que garantiza la disponibilidad de recursos para todas las empresas a escala global.
  • Automatización: la plataforma cloud de AWS se basa en servicios totalmente automatizados, sin intervención humana. Esto permite a las empresas acelerar sus operaciones y proyectos en la nube, lo que conlleva una mayor capacidad en la innovación dentro de las empresas.
  • Seguridad y cumplimento de regulaciones: siendo uno de los pilares mas críticos de todo proveedor de cloud pública, AWS ofrece los mayores niveles de seguridad y cumplimiento de regulaciones de sus infraestructuras y servicios a la vez que pone a disposición de los clientes un amplio porfolio de servicios orientados a cubrir las necesidades en temas de seguridad de las empresas mas exigentes.
  • Pago por uso: el modelo de tarificación y costes basado en el uso, permite a las empresas asociar el coste de su infraestructura al uso y demanda real de la misma.
  • Servicios cloud: existe una amplia de oferta complementaria a la infraestructura de servicios cloud, listos para ser usados en ámbitos como la Inteligencia Artificial, Machine Learning, Internet de las Cosas, Big Data, etc. Todo ello conlleva una reducción de los costes realmente interesante y a una aceleración en las oportunidades de innovación y creación de nuevas soluciones que ayuden a las empresas a destacar en sus mercados y ofrecer mejores productos y servicios a sus clientes.


Cloud, en la hoja de ruta del sector público para avanzar en servicios digitales


Las instituciones y organismos públicos han iniciado también su camino hacia un modelo digital, según Gartner, que ha confirmado que proyectos, antes en estado incipiente, están tomando forma. De hecho, de acuerdo con sus datos, más de la mitad (53%) de las iniciativas digitales de las organizaciones gubernamentales han pasado de la etapa de diseño a las primeras etapas de desarrollo y entrega de resultados. Esto es un 40% más que el año pasado.


Para esta firma de investigación de mercados, el sector público avanza hacia un modelo XaaS, siglas de todo-como-servicio, que será la forma en la que se

adopten y soporten el 80% de las nuevas soluciones. Y, en este contexto, los servicios en la nube acapararán buena parte de las inversiones que realice este sector durante 2019.


Por tanto, al igual que ha ocurrido en el sector privado, las empresas públicas han tomado conciencia de las ventajas que puede aportar cloud computing a la hora de desplegar nuevos servicios digitales para el ciudadano.


A nadie se le escapa que en ese ‘todo-como-servicio’ tiene un papel relevante la gestión y, de la mano de nuestros especialistas, ya están en marcha las migraciones de los sistemas transaccionales y otras soluciones críticas a la nube. La nueva realidad digital está aquí, y la Administración también quiere beneficiarse del valor que aporta.