Tres pasos para tener éxito migrando soluciones SAP® a Linux


*Por Sebastián Martínez, Responsable de desarrollo de negocio de SUSE en España

Para los usuarios de SAP®, la plataforma sobre la que se ejecuta debe resultar transparente, y por tanto, es importante tener una plataforma que proporcione un entorno seguro, fiable y con el máximo rendimiento, que permita evitar cualquier interrupción y concentrarse en el negocio.


A pesar de ello los administradores de SAP® se enfrentan a decisiones importantes a diario. Muchas de estas decisiones impactan tanto en el rendimiento y fiabilidad del entorno como en el coste total de la propiedad de la infraestructura SAP de la empresa, incluyendo el coste de las tareas de operación de la plataforma. Una de las decisiones más importantes es la migración de la plataforma de las aplicaciones SAP de plataformas RISC/UNIX propietarias a Linux.


Esta operación es muy técnica y potencialmente arriesgada, por lo que lo principal es asegurarse de que se lleva a cabo sin problemas y con éxito. Para ello hay que tener en cuenta tres puntos: opciones de Linux disponibles, preparar un estudio de caso de negocio para la migración y seleccionar el partner de SAP certificado adecuado para la migración.


En primer lugar, solo hay tres proveedores de distribuciones de Linux aprobados y certificados para su uso en entornos SAP. Al evaluar estas tres opciones, es importante tener en cuenta que la opción a elegir debe contar con la certificación de SAP y un historial comprobado de éxito. Además, es necesario contar con una distribución adaptada específicamente para el rendimiento y la alta disponibilidad que requieren las soluciones SAP, con características que mejoren la continuidad del negocio.


Sin olvidar características técnicas que van a reducir los costes operacionales y las incidencias de la plataforma. Características que reduzcan las ventanas de mantenimiento, con tecnologías como el parcheado sin reinicio y tecnologías de rollback, que provean la posibilidad de vuelta atrás de los cambios en la plataforma, o los asistentes y herramientas de automatización, que eviten errores y simplifiquen tareas de mantenimiento como parchear.


Pero no hay que cometer el error de solo evaluar el sistema operativo Linux, además dentro de esta evaluación del proveedor del sistema se debe incluir la colaboración existente entre este proveedor y SAP, lo que permita garantizar tener una infraestructura con todas las características que se necesiten actualmente y en el futuro.


Y es que esta colaboración no solo provee soporte conjunto, largos ciclos de vida o mayor rendimiento del sistema operativo, si no que va a impactar decisivamente a la viabilidad futura de la plataforma, al poder proporcionar las características y tecnologías necesarias para proveer la infraestructura de las aplicaciones actuales y futuras de nuestra plataforma SAP.


Es por ello que es importante elegir un proveedor que alinee su estrategia tecnológica en infraestructura con SAP en tecnologías PaaS, como Cloud Foundry, que colabore en el desarrollo de las aplicaciones futuras sobre entornos de contenedores y Kubernetes, o en tecnologías como el almacenamiento definido por software para entornos HANA.


En segundo lugar, es importante presentar internamente un estudio de caso de negocio detallado. Para muchas organizaciones, la principal motivación para migrar soluciones SAP a Linux es la reducción de costes. Según algunos especialistas en migración de soluciones SAP, esta medida puede reducir los costes en licencias de software y de mantenimiento del hardware hasta en un 70%. La tendencia de la industria hacia Linux es clara y estos datos pueden ayudar a la hora de presentar el caso de negocio para la migración.

Según datos de IDC, los servidores UNIX experimentaron un descenso de los ingresos de un 14,2 % en el tercer trimestre de 2012, mientras que los ingresos de hardware de Linux aumentaron un 6,6 % por año en el mismo período. Además, la consultora señaló que los servidores Linux representan ya el 21,5 % de todos los ingresos en servidores.

Dado que el coste total de propiedad de la infraestructura SAP puede ser mucho menor con Linux en hardware x86, no es difícil reforzar el argumento comercial para la migración. También hay que tener en cuenta los costes menos visibles asociados a la infraestructura SAP, como los relacionados con la auditoría, la formación y la minimización de riesgos. Debido a que Linux en x86 es una infraestructura estándar, requiere menos conocimientos especializados para su administración, lo que ayuda a reducir el coste total de propiedad. Por último, el caso de negocio debe incluir ejemplos de organizaciones que han realizado esta migración con éxito.

Por último, a la hora de seleccionar un partner, además de asegurar su certificación en SAP, también debe tener una experiencia sustancial en migraciones a Linux. El partner debe ser capaz de proporcionar una visibilidad completa del proceso de migración a través de una hoja de ruta que describa las posibles dificultades y la forma en que el equipo las abordará.


También debería definir qué pasos se realizarán, cuánto tiempo durará la migración, cuándo se producirán los cambios críticos, cuándo se producirán las interrupciones del sistema de producción y cuánto tiempo durarán, y cómo los técnicos minimizarán el tiempo de inactividad y el riesgo durante la migración.


Cuando esté listo para transformar su entorno SAP y reducir drásticamente los costes asociados, podrá avanzar con confianza sabiendo que Linux y los servidores x86 actuales están más que preparados. Muchas empresas ya están ejecutando cargas de trabajo de SAP en Linux. Un sistema operativo maduro y sólido y un partner experimentado pueden hacer que su migración a Linux sea fluida y sentar las bases para un rendimiento excepcional y rentable para su entorno SAP.